10 Cosas que debes saber sobre los terribles 2

Llegaron los 2 años, todas tus amigas mamás te han advertido sobre este momento, la primera independencia, la primera prueba a tu paciencia. Repasemos juntos esas 10 cosas maravillosas que comenzarás a ver en esta etapa pero que entre pataleta y rabieta quizás olvides o no tengas en cuenta.

1. Tu hijo comienza a decir: “Yo solito, gracias”

Nada te prepara para esto. Te ha tenido 24 meses en desvelo y listo para atender cualquiera de sus necesidades. Y de pronto, él puede solito. Pierdes la planificación, pierdes el control y te asustas. Pero en realidad este es un momento maravilloso si lo entiendes como el lugar-espacio- tiempo en el que tu hijo realmente dice “gracias, de aquí en adelante no me llevas alzado, me llevas de la mano”. Si no puedes disfrutar este momento es porque no has gestionado tus emociones, tu hijo en cambio la está pasando súper bien.

2. Tu hijo comienza a descubrir

A los 2 años la aventura comienza. Caminar les da la oportunidad de tomar las cosas que quieren analizar, de acercarse a los escenarios que quieren apreciar y finalmente comenzar a aprender a partir de su propia experiencia.

3. Tu hijo comienza a elegir sus alimentos

Sí, ese pequeño foodie en potencia que tienes en casa da sus primeros pasos y la primera víctima de sus críticas, es tu cocina. Es el momento ideal para invitarlo a ser parte del proceso, controlando desde antes los alimentos que tiene a disposición. Puede elegir ¡claro que sí! pero entre 5 opciones saludables.

¡Que no sepa que en una de las gavetas hay galletas de chocolate!

4. Tu hijo comienza la etapa del jardín y su salud coge músculo

Los espacios y la socialización controlada en la que vivía se acaba, a esta edad comienza a asistir al preescolar y es normal que se enferme. Es parte natural del proceso y permite que su sistema inmunológico tome las riendas y despliegue sus capacidades. ¿No es increíble que hasta su cuerpo nos dice “gracias papás, ahora es mi momento”?

5. Tu hijo comienza a negociar

Su autonomía vs tu autoridad, este es uno de los procesos de cambio más importantes en su desarrollo. Si quieres disfrutar el proceso es importante añadir la flexibilidad en la dinámica familiar.  Si lo que propone tu hijo es una alternativa aceptable, es importante aceptar su propuesta, no solo reforzarás su autoestima, sino que le demuestras tu capacidad de entender y valorar escenarios. Si en cambio su propuesta no es aceptable, no aceptes una pataleta como argumento. Habrán días así, lo importante es verlo como la oportunidad para añadir la firmeza a nuestra dinámica familiar.

6. Tu hijo comienza a sorprenderte por sus habilidades

No sabes cómo paso, pero todas las paredes son un mural de Picasso. Es hora de descubrir sus habilidades artísticas en el espacio asignado y sorprenderte aún más porque aparte de dibujar como los maestros, tu hijo respeta su lugar para dar rienda suelta a su creatividad.

7. Tu hijo comienza a enorgullecerte por su aprendizaje

Ya dice los números del 1 al 10. Sus habilidades exploratorias y su intención de descubrir cosas nuevas le colman de aprendizajes y su iniciativa te llena de orgullo. Es importante mantener durante toda su vida esa maravillosa habilidad.

8. Tu hijo comienza a perseverar

Nadie defiende más su independencia y poder de decisión que un niño de 2 años. Y eso solo debe darte alegría. Observar cómo eligen vestirse ellos mismos y al quinto intento de amarrar sus zapatos te piden ayuda, suma el otro comportamiento que debemos motivar: saber pedir ayuda cuando lo necesitan. ¿Cuántos adultos conoces a tu alrededor que defiendan su autonomía, su poder de decisión y saber pedir ayuda en el momento justo? Piénsalo.

9. Tu hijo comienza a elegir emociones y su amor es maravilloso

Es la edad de las emociones, el primer abrazo rompe huesos lo dan a esta edad. Besos y frases de cariño comenzarán a alegrar tu día.

A partir de los 2 años los niños comienzan a establecer diferencias en sus relaciones y los padres tienen la prioridad.

10. Tu hijo comienza a definir tus límites

Todo será diferente y sin duda saldrás de esto siendo mejor persona. Más paciente, más capaz de reconocer logros de otros, más consciente de tu espacio y el de los demás, más capaz para valorar los buenos momentos. Todo es más en esta etapa.

Los maravillosos 2 años nunca volverán. Con paciencia y mucho amor mutuo los disfrutarás al máximo. El momento es ahora, celebra su llegada y busca los mejores aliados para acompañarte en el proceso.