¿Por qué es importante enseñarle a tu hijo a trabajar en equipo desde casa?

Trabajar en equipo es, hoy en día, una de la habilidades blandas más requeridas en el entorno laboral y uno de los valores esenciales a tener en cuenta en el desarrollo de relaciones en la vida adulta. Pero ¿cómo hacer para activar y fortalecer el trabajo en equipo en tu hijo durante su infancia?

Una de las principales herramientas para comprender el valor del trabajo en equipo son los juegos grupales, actividades atractivas y divertidas que se convierten en oportunidades para fortalecer relaciones y desarrollar habilidades sociales, porque el trabajo en equipo no viene solo, es una capacidad íntimamente conectada con la cooperación, la empatía, la autoestima, la autorregulación emocional, la negociación y la confianza en sí mismo y en los demás.

gimnasio-los-andes-blog-background

Las consecuencias de no aprender los beneficios de trabajar en equipo no se limitarán a la infancia, en la vida adulta esta falencia se transformará en sensación de fracaso, socialización limitada y sentimientos de rechazo y frustración.

Involucrar a tu hijo en escenarios que le permitan reconocer las normas del juego colaborativo, en el que prime el interés grupal sobre los beneficios individuales y pueda asimilar naturalmente las reglas establecidas, apoyará el desarrollo de sus habilidades emocionales y propiciará interacciones constructivas con sus compañeros, hermanos, padres y maestros.

¿Qué valores debemos buscar en los juegos grupales para incentivar el trabajo en equipo?

  • Comunicación: valorar escenarios que propicien la oportunidad de aprender habilidades comunicativas, priorizar argumentos y compartir ideas hacen del juego una experiencia más constructiva.
  • Respeto y cooperación: es muy importante incentivar juegos grupales que enseñen a respetar el punto de vista de los demás, a interactuar de manera asertiva y que les permita cooperar juntos en pro de un objetivo común.
  • Confianza: es fundamental generar escenarios en los que a través de la confianza y la autoconfianza los niños construyan y fortalezcan relaciones con sus compañeros, a través de una experiencia compartida. Los juegos colaborativos conllevan grandes beneficios. Antes de los 6 años tu hijo está repleto de curiosidad y deseo de conocimiento. Ese el momento indicado para, a través del juego, aprender haciendo.

¿Qué características deben cumplir los juegos colaborativos para incentivar el trabajo en equipo?

  1. Los juegos para incentivar el trabajo en equipo en niños menores de 6 años deben cumplir dos requisitos: deben ser fáciles y divertidos. Los juegos complejos son más indicados para jóvenes y adultos, pues su finalidad es sacarlos de su zona de confort. El periodo de atención y enfoque en un niño menor de 6 años es corto, por ello, es muy importante mantener su interés y compromiso.
  2. El juego debe tener un objetivo final comprensible para tu hijo. Mientras más grande sea la experiencia de aprendizaje, mayor impacto tendrá en tu hijo y más efectiva será su participación y la interacción con los demás y con el entorno.
  3. Las instrucciones deben ser claras y precisas. Es vital que durante el desarrollo del juego, un adulto acompañe la actividad empleando técnicas de gestión, como por ejemplo: mantener un tono de voz suave, usar gestos y comunicación no verbal y esperar para hablar sólo si es necesario y cuando el grupo de niños esté en silencio.
  4. Debe generar un ambiente alejado de la seriedad o la tensión. La actividad es un juego y es importante que sea lúdica. No es necesario que uses palabras como trabajo en equipo durante la jornada, recuerda que lo valioso a esta edad es la práctica. Ya vendrán otros tiempos para la teoría. El objetivo es propiciar el aprendizaje, pero a través de un juego divertido.
  5. Abre un espacio de reflexión al finalizar la actividad. Anima a los niños participantes a expresar sus opiniones sobre el juego y su resultado.

Recuerda que si tu hijo desarrolla habilidades sólidas de trabajo en equipo se estará preparando para un mundo lleno de oportunidades sociales, académicas y laborales que le depararán experiencias gratificantes, ¡este es el momento para enseñar!.

Cuando pensamos en trabajo en equipo es fácil enfocarnos en actividades deportivas que, sin duda, son muy valiosas. Sin embargo, se dan en un escenario espacio/tiempo limitado y fuera de casa, es decir, fuera de tu alcance.

img_0741

No necesitas desarrollar grandes o complejas dinámicas en casa para fortalecer el valor del trabajo en equipo durante la crianza de tu hijo. Puedes realizar actividades diarias e irlas modificando, involucrando a los miembros del grupo familiar o, incluso, a otros niños.

Por ejemplo, puedes llevar a cabo actividades de trabajo en equipo como preparar una nueva receta juntos, asignando a cada miembro de la familia una tarea de la que dependerá el éxito conjunto y mostrar que, con la contribución de todos, el resultado será un plato muy apetitoso.

Si tienes posibilidad de invitar a un grupo de niños amigos de tu hijo a casa, una actividad ideal sería dividirlos en equipos y hacer manualidades para una feria.

Lo más importante es propiciar cotidianamente una atmósfera de aprendizaje, en la que los niños puedan trabajar escenarios y situaciones basadas en el trabajo en equipo, sin necesidad de identificar el proceso como tal.

Será luego, tal vez incluso muchos años después, cuando tu hijo pueda identificar el aprendizaje que le significó trabajar con la familia en la cocina en pos del mejor postre o el carro de papel maché realizado junto a 5 amigos, que fue vendido con éxito en la feria escolar.

En nuestro próximo artículo identificamos 5 actividades lúdicas para realizar en casa ¡te invitamos a leerlo!