¿Sabes cómo superar la etapa de exámenes?

Cuando de presentar un examen se trata, se puede sentir un cosquilleo o un repentino nerviosismo. Tus hijos, a su corta edad, desconocen aún la inteligencia emocional por lo que, someter sus conocimientos a pruebas académicas puede ser desafiante y generar ansiedad en los pequeños.

Las notas de los exámenes en ocasiones resultan en frustración que debes saber manejar para que tu hijo entienda que es simplemente un obstáculo a superar en el camino. Los resultados de una prueba no miden el coeficiente intelectual de los niños, pero sí arrojan datos apropiados de su atención y disciplina, e indican al profesor si el estudiante está asimilando la información relevante y las medidas que puede tomar al respecto.

Para evitar el estrés infantil y ahorrarte preocupaciones, es importante que fijes con antelación en tu cronograma las fechas de la etapa de sus exámenes, y prepares así una rutina que ayude a tu hijo a absorber mejor el conocimiento que se pondrá a prueba.

No pierdas la calma, ni te preocupes por las notas finales de tus pequeños. Aquí te ofrecemos algunos consejos para superar la temporada de exámenes:

1. Organiza el tiempo

Los niños recuerdan mejor con valiosas ayudas como la repetición y asimilación de objetos. Previamente a la temporada de exámenes, en el Gimnasio Los Andes realizamos nutridos y lúdicos refuerzos académicos que aconsejamos sean complementados con una pequeña rutina en casa, es decir, no necesariamente debes sentarte a reiterar los conocimientos académicos de tu hijo; es más importante que le ayudes a crear hábitos a través de una rutina de disciplina guiada para afianzar su habilidad de organizar y abarcar todo a su tiempo.

2. Dialoga con tu hijo

Como parte de tu día, sabes lo enriquecedor que es hablar con tu hijo, además de lo tierno que puede ser, ¿aún no deja de asombrarte, verdad?. En medio de estas conversaciones puedes preguntarle acerca de sus exámenes y su método de estudio, esto es muy relevante para que te hagas una idea sobre la etapa de aprendizaje en la que se encuentra el pequeño, y así puedas apoyarle de una forma más efectiva, a la vez que construyes un lazo íntimo.

3. Detén los pensamientos negativos

Cada niño aprende y aprehende a su manera. Sus capacidades pueden desarrollarse de forma más productiva en algunos campos que en otros, por lo que los “Yo no puedo” suelen aparecer. Como padre, enfrentas estas situaciones en las que el diálogo frecuente y nutrir a tu hijo con el valor de la perseverancia, son herramientas que estimulan sus ganas de superar límites, incluso en el plano académico.

Reconocer sus virtudes y su esfuerzo al hacer distintas acciones representa un soporte emocional que fortalece la autoestima de los niños. Es importante que tus hijos cuenten con espacios iluminados y adecuados que asocien con su centro de operaciones académicas, en el que sientan agrado.

4. Habla con los profesores

En el Gimnasio Los Andes “El colegio para la vida”, estamos abiertos a la comunicación con los padres ya que estamos seguros que es un canal efectivo y directo para que nuestros mensajes lleguen a su destino con éxito. Al crear estas relaciones con ustedes, podemos incluso aconsejar algunas actividades específicas para que cada niño saque el mayor provecho de su proceso educativo y estructure mejor su aprendizaje.

5. Buena alimentación y diversión

Una dieta equilibrada para tus hijos promueve sus capacidades de desarrollo cognitivo así como motriz y social, además, contar con espacios apropiados, en los que se propicie la diversión consiente, en la que el niño estimula su conocimiento mientras se entretiene. Recuerda incluir vegetales y frutas en su alimentación y, no abusar de las grasas.

6. No te enojes

No te enfades si los resultados de los exámenes de tus hijos no son los que tú esperabas. En este punto, lo más importante es hacerlos sentir valiosos y preguntarles qué creen que sucedió, por qué respondió de esa manera y cómo podrían resolverlo. Mostrarles alternativas positivas a este tipo de situaciones difíciles, ayuda a reconocer sus errores y hace que ellos quieran enmendarlos. Recuerda que son niños y están en constante aprendizaje, cada “error” es una oportunidad más para tus pequeños. (agregar enlace de la charla TED de los conferencistas argentinos, padre e hijo, Jorge Bucay y Demián Bucay).

En esta temporada de exámenes, además, puedes compartir los siguientes consejos con tu hijo:

  • Al recibir el examen, recuerda leer detenidamente las instrucciones antes de comenzar a resolverlo, para que tengas claro de qué forma debes abordarlo.
  • Si no entiendes algo, puedes pedirle aclaración a tu profesor.
  • Si no sabes la respuesta a una pregunta del examen, déjala pendiente y pasa a la próxima. Al finalizar todas las preguntas, puedes retomar la que dejaste pendiente.
  • Cuando te entreguen los resultados de tu examen, si no estás de acuerdo con la calificación o con alguna corrección, acércate a tu profesor y dialoga tranquilamente acerca de lo que piensas y escucha atentamente sus respuestas, luego, puedes venir a mí y contarme.