¿Qué actividades pueden hacer en familia para vivir una navidad diferente?

Diciembre es un mes lleno de diversión, en el que se viven momentos familiares muy especiales y, por el espíritu navideño, la felicidad se siente en cada rincón. Es importante recordar la verdadera esencia de esta época, por lo que queremos compartirte algunas actividades que pueden hacer en familia para vivir una navidad diferente.

Entre luces, villancicos, comidas especiales y mucho amor, diciembre se ha convertido en el mes más esperado por las familias, puesto que son fechas en las que se puede disfrutar de la compañía de los seres más queridos, relajarse y compartir momentos que se convertirán en recuerdos para toda la vida.

Para que diciembre trascienda más allá de los regalos y las cenas especiales, aprovecha esta época para que tu hijo entienda por medio de actividades familiares sencillas los valores de la generosidad, el respeto, el compañerismo y la solidaridad y otras lecciones útiles para toda la vida.

1. Donaciones de ropa y juguetes

Con el pasar del tiempo, te darás cuenta que tu hijo ya no utiliza toda la ropa que tiene en su closet o que ya tienes algunas prendas guardadas en cajas y, a pesar de estar en buen estado, nadie las ha visto en meses, o incluso años.

¡Donar es un acto de amor y generosidad!, por lo que puedes hacer la “recolección de ropa para navidad”. Dile a tu hijo que te ayude a seleccionar algunas prendas que ya no le queden, que no utilice con frecuencia y que estén en buen estado para que otros niños puedan utilizarlas.

Recuerda que a través de tu ejemplo tu hijo aprende, por lo que será esencial que también hagas tu propia recolección de ropa para donar a personas mayores. Mientras hacen esta actividad, puedes hablarle de lo afortunados que son como familia por poder disfrutar de todo lo que tienen y que al hacer una donación de navidad, estarán regalando felicidad a otras personas y tu hijo estará aprendiendo sobre la bondad y la generosidad.

Una vez terminen de seleccionar la ropa para donar, pueden acercarse a centros de acopio como la Cruz Roja, entregarla en Servientrega para la Corporación Minuto de Dios o visitar algunos centros como la Fundación Niños de los Andes, la Fundación Fundevi o la que sea de su entera confianza.

Esto mismo podrán hacerlo con juguetes, baterías de cocina, papelería, útiles escolares, entre otros. Lo valioso de esta actividad es que involucres a tu hijo para que experimente la felicidad de compartir con los demás, de ayudar a los menos favorecidos y que pueda ver que una pequeña acción puede cambiar la vida de alguien si se hace con el corazón.

2. Visitar un ancianato

La felicidad de la navidad debe contagiarse y, sin importar la edad, debería ser una época en la que todos puedan sentir amor. Sin embargo, hay personas de la tercera edad que no cuentan con la fortuna de compartir con su familia estas fechas especiales.

Puedes organizar una visita a algún ancianato y promover que tu hijo comparta tiempo de calidad con un adulto mayor. Allí podrá leer, disfrutar de un juego de mesa, cantar o simplemente hacerle compañía a alguno de los residentes. Esto le mostrará la importancia de dar desinteresadamente, lo valioso que es compartir tiempo de calidad con personas mayores, le permitirá entender otras realidades y adquirirá habilidades de socialización.

Al finalizar esta experiencia, habla con tu hijo acerca de lo que sintió y vivió mientras compartía con una persona mayor y explícale que así como regaló su tiempo para hacer feliz a alguien más, también recibió una gran lección de su parte, pues la atención y el amor desinteresado es uno de los mejores regalos que podrá recibir.

3. Organizar adornos navideños con reciclaje

Uno de los momentos más felices de vivir la navidad es cuando puedes decorar tu casa, poner las luces, jugar con los adornos del árbol y ver cómo, poco a poco, toma vida esta época del año, tan especial para los niños y la familia. Pero ¿y si aprovechas para hablar del cuidado del entorno con tu hijo mientras le das un toque diferente a la decoración de tu casa?.

Reciclar y cuidar del entorno es una gran lección que le darás a tu hijo y nada mejor que hacerlo mientras disfrutan juntos de una tarde creando adornos navideños con elementos reciclados, incluyendo revistas, cartón, papel de colores, botellas de plástico, entre otros.

Pueden hacer árboles de navidad, centros de mesa, adornos para decorar el árbol, faroles para velas, maracas y mucho más. Las actividades son ilimitadas y la imaginación podrá volar. Tu hijo conocerá sobre el reciclaje y que con pequeñas acciones hará su aporte para cuidar su entorno y el planeta tierra.

4. Obras de teatro y la hora del cuento

En navidad tu hijo estará muy ansioso y lleno de energía, por lo que encontrar actividades divertidas será una gran oportunidad para compartir tiempo de calidad en familia y aprender a través de dichas experiencias.

Pueden programar un día a la semana en el que hagan una obra de teatro de navidad. No tiene que ser sofisticada o con un vestuario muy rebuscado, lo que realmente importará es que se diviertan y que puedan aprender algo a través de esta actividad.

Para su desarrollo, pueden definir una temática especial como: amor al prójimo, respeto por los mayores, la magia de la navidad o la importancia de compartir. Con el tema definido, creen una historia y sus personajes, lo que sucederá y cuál será la moraleja o la lección al final de la obra.

Pueden invitar a sus abuelos, amigos cercanos, algún vecino o simplemente hacerla en familia. Esto reforzará la confianza de tu hijo, le dará elementos de expresión corporal, desarrollará su creatividad y además, dependiendo de la temática, interiorizará valores importantes a la hora de relacionarse con su entorno.

Por otra parte, la hora del cuento se puede convertir en un momento lleno de magia y diversión para tu hijo y para ti. Pueden elegir unos cuentos para diciembre que traten temas específicos y pasar de solo leerlos a interpretarlos. ¡Que vuele la imaginación y que tu hijo se contagie de esa alegría!. Pueden hacer voces, interpretar algún apartado del cuento o inventar una “nueva versión”.

Aparte de practicar con tu hijo vocabulario, expresión oral y despertar su imaginación, será un momento de conexión muy especial que les permitirá crear lazos familiares que perdurarán para toda la vida.

5. Cocinar en familia

Cocinar en familia siempre será una actividad divertida, que promoverá la unión familiar, los llenará de amor, estrechará el vínculo de todos los miembros y a través de la cual podrán preparar recetas únicas que los llevarán a disfrutar de una maravillosa experiencia. Aprovechando el espíritu de la navidad, pueden optar por varias opciones para que sea un momento único:

  • Cocinar juntos: pueden hacer unas deliciosas galletas o un pastel y que cada uno tenga una misión para poder hacer la receta. Con esto entenderán la importancia de la organización, de los roles familiares y de ser un miembro activo dentro de un grupo.
  • Invitar a algunos amigos: organiza unas “onces navideñas”. Lo especial de esta reunión será que cada uno debe llevar algo especial para compartir con los demás: unas galletas, un dip, un postre o lo que les nazca del corazón. Invita a tu hijo para que brinde algo que le guste y lo comparta en la reunión. Con esto entenderá la importancia de la unión, la generosidad y las relaciones honestas con los demás, basadas en el amor y el respeto.
  • Anchetas navideñas: pueden ir al supermercado con tu hijo y comprar galletas, frijoles, arvejas, una torta, algunos enlatados y algo especial. Además, comprar un balde o un recipiente que pueda ser reutilizado y armar una hermosa ancheta. Podrían decorarla con papel celofán y completar este detalle con una tarjeta que incluya un mensaje de parte de toda la familia. Dile a tu hijo que te ayude a entregarla a quienes los ayudan diariamente: las personas del aseo, el jardinero o los porteros del edificio en que vives.