7 actividades para hacer en familia en enero

¡Año nuevo y bienvenidos los retos increíbles! Esto es lo que pasa por tu mente cuando te despides con gratitud del año que pasó y recibes con todo el entusiasmo el año que llega. Por esto, enero es el mes de las oportunidades y para que puedan recibirlo con la mejor actitud y recargados de energía, es importante que creen un ambiente propicio. Sigue leyendo y conoce 7 actividades para hacer en familia en enero.

Lo primordial en esta época del año es que se conecten en familia y que tu hijo sienta tu apoyo para que pueda vivir un comienzo de año extraordinario. Es el mes para formular nuevos propósitos y trazar planes para cumplir la lista de deseos, para despojarse de todo lo que ya no se necesita, para organizar la casa y abrirle paso a la imaginación.

Fomentar espacios en los que tu hijo sienta tu apoyo, experimente el valor de la unión familiar y lleven a cabo actividades que le permitan recibir los nuevos conocimientos, son ideales para su desarrollo personal y su formación social, por lo que es primordial que lo conviertas en una práctica cotidiana en la que incluyas los diversos aspectos que influyen en su día a día.

Conoce 7 actividades para hacer en familia con las que podrán vivir un increíble inicio de año y que los prepararán para disfrutar de todas las aventuras que están por venir:

1. Organicen la casa en familia

Después de las celebraciones de navidad y año nuevo, tu casa necesita de una limpieza profunda para que brille y sientan que todo lo bueno llegará al hogar. Para que la celebración sea en familia, ¡nada mejor que incluir a tu hijo en esta actividad!.

Pídele que te ayude a empacar los adornos del árbol, la decoración de navidad y explícale que, gracias a su ayuda, podrán dedicar más tiempo a relajarse y vivir tiempo en familia. Con esta sencilla actividad, le estarás mostrando a tu hijo la importancia de la cooperación, la organización y el trabajo en equipo, lecciones valiosas que podrá utilizar en diversos ámbitos de su vida a lo largo de este nuevo año.

2. Manualidades y/o actividades para recordar lo aprendido

Disfrutar de los últimos días de vacaciones puede ser muy divertido para tu hijo y por esto, podría ser el momento para recordar y reforzar aquellas habilidades que adquirió en su último año.

Puedes disponer de entre 15 y 30 minutos al día para realizar actividades como: collares de pasta, llenar con bolas de papel un número en una hoja impresa, recortar figuras, colorear patrones, leer libros, practicar un nuevo idioma, entre otras. Lo ideal es que sea un espacio en el que tu hijo pueda concentrarse y afianzar las habilidades aprendidas.

Una vez termine la actividad que le planteaste, revísala y felicítalo por su esfuerzo. Esto aumentará su autoestima, lo estimulará para seguir practicando y aumentará su interés por los conocimientos nuevos que llegarán con este nuevo año.

Por otra parte, no sólo las habilidades cognitivas son las que requieren de práctica y dedicación. Es esencial que exista un balance para que tu hijo se desarrolle plenamente, así que, explora otras actividades como: natación, teatro, danza o gimnasia. Estas le ayudarán a desarrollar su motricidad, flexibilidad, expresión corporal, le darán habilidades sociales y comprenderá así, , entre otras cosas muy positivas, la importancia de seguir instrucciones.

Para que la actividad sea aún más divertida y plena para tu hijo, podrías convertirla en una actividad familiar. ¡Será la mejor manera de recargar la energía para este nuevo año!.

3. Enviar tarjetas para los buenos deseos y la prosperidad

Un nuevo año debe estar cargado de entusiasmo, buenos deseos y felicidad. Es por esto que, compartirlo con los demás, puede ser un gran regalo de año nuevo. El regalo perfecto no tiene que ser uno de gran valor, sino uno con mucho sentido.

Las tarjetas para los buenos deseos y la prosperidad son un regalo increíble y diferente. Para esto, necesitarán elementos sencillos como: papeles de colores, lápices de colores, escarcha, colbón, stickers y sobres de papel. Una vez tengan todos los materiales, ¡es hora de crear las mejores tarjetas!.

Escriban mensajes de agradecimiento, de buenos deseos, de entusiasmo, en los que inviten a plantear nuevos retos y todo aquello que quieran expresar desde el corazón. Lo esencial de esta actividad es hacerla con tu hijo; permítele que incluya un mensaje especial de su parte y hagan juntos la decoración de las tarjetas. Pueden ver algunos ejemplos aquí.

Estas tarjetas las pueden hacer para sus abuelos, tíos, maestras o para las personas a quienes quieran darle un presente muy especial. Aquí lo esencial es que pasarán tiempo en familia, y además, podrán afianzar habilidades como: escritura, lectura y motricidad.

4. Cocinar en familia

Cocinar en familia es una actividad divertida y que promueve la unión familiar. Ya que es algo que debes hacer todos los días, puede ser la oportunidad para que tu hijo tome parte de esta nueva aventura.

Involucrar a tu hijo en esta actividad afianzará su relación contigo, le dará una responsabilidad, lo hará partícipe en una actividad grupal y contribuirá al desarrollo de sus habilidades de liderazgo, planeación, jerarquización de prioridades y resolución de problemas. ¡La cocina es mucho más importante de lo que crees!.

Para que la incluyan en sus rutinas habituales, puedes proponerle a tu hijo preparar una receta todas las semanas y brindarla como “el plato especial”. Descarga algunas ideas fáciles, divertidas y nutritivas que podrán hacer en familia en nuestro recetario “recetas divertidas para mini chefs”.

5. Fotos familiares

Las fotografías son algo natural para tu hijo porque tiene acceso a cámaras por medio de teléfonos móviles, en el computador, en una tablet o incluso en los equipos profesionales. Recuerda, no hay nada más especial que poder conservar momentos familiares especiales.

Para empezar el año nuevo y conectarse de manera profunda, pueden aprovechar el mes de enero para hacer una “sesión familiar”. Prepárense, pónganse la mejor pinta y vivan una tarde especial, en la que la familia y el amor sean los protagonistas. Pueden contratar un fotógrafo, pedirle a alguno de sus familiares que los ayude o utilizar un trípode para poder hacer el registro fotográfico.

La idea es que se diviertan, disfruten de la compañía de todos, pasen una tarde agradable y puedan tener lindas fotografías familiares. Tómenlas en enero, a mediados de julio o a final de año, así se darán cuenta de cómo han avanzado y crecido a medida que transcurre el año y podrán atesorar maravillosos recuerdos para toda la vida.

6. Actividades al aire libre

Las vacaciones aún no terminan y aunque no cuentes con una agenda tan flexible como para dedicarte todos los días a tu hijo, es fundamental que destines tiempo de calidad para fortalecer tu relación con él.

Las actividades al aire libre son ideales para relajarse, disfrutar de espacios verdes y ejercitarse. Además de ser beneficioso para la salud, este tipo de ejemplo le enseñará a tu hijo la importancia de las actividades recreativas y deportivas, les permitirá vivir un momento divertido y desarrollar habilidades de socialización.

7. Fines de semana divertidos

Plantear actividades que los alejen de la rutina y les permitan compartir en familia son esenciales para comenzar el año nuevo con toda la actitud. Por esto, un calendario de actividades divertidas para los fines de semana, puede ser un plus para vivir un año especial en familia.

Dentro de las actividades que pueden incluir en su calendario están: noche de películas, tardes de disfraces, ‘party night’, noche de cocina especial, entre otras; ¡dejen volar la imaginación! También pueden ir a centros de entretenimiento familiar como parques para saltar como el Euphoria Trampoline Park, Maloka Museo Interactivo, al Planetario de Bogotá, el Museo de Historia Natural o al Jardín Botánico de Bogotá José Celestino Mutis.