5 pautas para fomentar la escritura creativa

Escribir es una habilidad que le aportará a tu hijo herramientas útiles para desarrollar el lenguaje, la imaginación y la creatividad. Adquirir el hábito de escribir debe convertirse en una experiencia divertida, por lo que hoy te daremos 5 pautas para fomentar la escritura creativa de tu hijo.

En los primeros años de la vida escolar de tu hijo aprenderá a leer y escribir como procesos naturales. Entenderá la forma de cada una de las letras y de los números. De igual manera, irá adquiriendo la fonética, la cual le permitirá reconocer los sonidos para fluir con su aprendizaje de la lengua. Estos conocimientos serán la base para desarrollarse en diversas áreas y le permitirán desenvolverse con confianza a lo largo de su vida.

Aprender a escribir será una habilidad esencial para el desarrollo integral de tu hijo porque con estos elementos podrá transmitir exactamente lo que piensa, sus intereses, ideales y opiniones de una forma coherente, estructurada y con sentido. Por esta razón, impulsarlo a explorar la escritura creativa a temprana edad favorecerá su aprendizaje y lo estimulará a mejorar en este aspecto con el pasar de los años.

Saber escribir es una habilidad que requiere de constancia, de estar abierto a nuevos conocimientos y en definitiva, será beneficioso para el desarrollo de tu hijo.

  • Le ayudará a organizar sus ideas: ya aportará a sus procesos cognitivos y podrá aplicarlo en diferentes áreas. Apoya a tu hijo para que comprenda la estructura de un escrito por medio de ejemplos que tengan relación a su realidad. Es decir, antes de comenzar a escribir pregúntale por medio de un ejemplo cómo se organiza a diario, algo como “hijo, ¿qué haces cuando te levantas en la mañana?”
    Permítele hablar de su rutina y explícale que escribir es una rutina en la que sucede algo similar: hay un inicio (cuando se levanta), un nudo (cuando hace la cama y se alista para ir al baño) y un desenlace (cuando ya está listo para desayunar).
  • Fomenta la escritura de tu hijo en el hogar: esto despertará su interés por encontrar nuevas formas de compartir contigo lo que le sucede, piensa o siente. Contribuirá al desarrollo de su lenguaje, a sus habilidades de comprensión y expresión y esto también tendrá un impacto positivo en el desarrollo de su pensamiento crítico.
  • Desarrollará su imaginación: al enfrentarse a la escritura creativa tendrá que buscar alternativas para poder expresar de una manera coherente sus ideas, plasmar los mundos que se imagine y tendrá que desarrollar su lenguaje para lograr su objetivo.

Es fundamental que propicies esta práctica desde los primeros años de vida de tu hijo para que cada vez le sea más sencillo adentrarse en este mundo y al mismo tiempo, cuente con herramientas para desarrollarse en otros ámbitos. Por esto, conoce 5 pautas para fomentar la escritura creativa:

1. Uso de las descripciones

Aprender a describir lo que le sucede, lo que ve o lo que está tratando de expresar le permitirá ser más consistente en la forma como se relaciona con los demás. Enséñale que puede explicar de forma verbal o escrita lo que espera y para esto, pueden hacer un ejercicio muy simple.

Puedes pedirle que describa su juguete favorito. Explícale que quieres que se centre en lo que más le gusta y cómo podría compartirlo con sus amigos sin necesidad de llevarlo al colegio. Invítalo a que lo describa de una forma breve encontrando lo que identifica a ese juguete. Este ejercicio será muy práctico y divertido porque tiene que ver con algo que le gusta y reconoce.

Cuando termine, lean la descripción juntos y trata de establecer cuál es ese juguete que tanto le gusta. Esto aumentará su confianza y se sentirá a gusto con el desarrollo de esta dinámica. Pueden ir aumentando la dificultad describiendo personas, familiares, amigos, animales; lugares como su habitación, un parque, entre otros. ¡Lo importante es que el proceso sea a su ritmo!

2. Crear un texto con una palabra clave

Escribir requiere de tiempo y dedicación, sin embargo, cuando tu hijo está aprendiendo a escribir le será muy útil tener un momento de creatividad instantáneo porque activará su mente, desarrollará su pensamiento crítico, estimulará su imaginación y le permitirá afianzar su lenguaje.

Puedes hacer actividades sencillas como decirle dos o tres palabras y pedirle que escriba lo primero que se le ocurra. ¡Seguramente escucharás ideas muy llamativas y divertidas! También puedes hacer esta acción de una forma más organizada eligiendo todos los días tres palabras del diccionario al azar. Esto activará su interés y le permitirá adquirir nuevo vocabulario.

3. Aprovechar el tiempo

Si tu hijo se encuentra entre los 7 y los 9 años estará en una etapa en la que su habilidad de escribir estará más desarrollada. Para favorecer su evolución y que se sienta a gusto a la hora de hacerlo, es importante que le plantees retos que pueda cumplir.

Pidele que en una hoja defina un tema específico, plantee cuál será la estructura de su texto y que elija un par de palabras clave. Una vez lo haga, dile que tiene un tiempo determinado para desarrollar su texto. Esto potenciará su capacidad de análisis, generará una conexión diferente con la escritura, le permitirá ser más consciente de la importancia de aprovechar el tiempo y además, ¡Tendrás un recuerdo tangible de sus pensamientos!

Si quieres ir más allá, cuando termine, lean juntos el escrito y felicítalo por su logro. Hablen sobre lo que sintió y en qué cree que podría mejorar. Verás como tu hijo se siente respaldado y comprenderá lo importante que es saber expresarse.

4. Una libreta y sus apuntes

La mente de tu hijo va a mil por hora: quiere jugar, hacer tareas, compartir con sus amigos o practicar su deporte favorito. Sin embargo, puede que en medio de toda esa euforia decida que tiene una idea y quiera escribirla para que no se le olvide.

Regálale un lápiz y una libreta para que pueda escribir todos sus pensamientos. No siempre serán palabras específicas, pueden ser ideas sueltas, dibujos o un comentario. Lo importante es que comprenda que todo lo que se le ocurra es valioso y que puede convertirse en una gran idea a la hora de escribirla con coherencia, siempre teniendo en cuenta una estructura.

Esto estimulará su creatividad, le ayudará a su memoria, le dará ideas para nuevas historias y le permitirá crear el hábito de escribir con gusto. ¡Una libreta y un lápiz pueden ser los elementos esenciales para que se inicie en el mundo de la escritura creativa!

5. Ser positivo y darle ánimos para que siga experimentando la escritura creativa

Tanto leer como escribir son habilidades que tu hijo irá adecuando a su cotidianidad. Para evitar que se convierta en algo mecánico y que pierda el interés en esta práctica, debes animarlo y permitirle reconocer las ventajas y posibilidades a las que podrá acceder si continúa esforzándose por ser mejor día tras día.

Respecto a la escritura creativa, procura que esté feliz, tranquilo y dispuesto para desarrollar la actividad que le plantees. Además, para que la relación de tu hijo con la escritura sea sana y la disfrute plenamente, es importante que le hagas saber si hace las cosas bien, que resaltes sus avances y lo apoyes para que encuentre soluciones a aquellos tropiezos que seguramente podrá tener a la hora de enfrentarse a una hoja en blanco.

Tener una actitud positiva frente a este tema le permitirá ser más abierto a las opiniones de los demás, escuchará con mayor atención cuando reciba una instrucción, desarrollará su capacidad de puntualizar sus ideas, adquirirá un vocabulario más enriquecido, identificará sus virtudes como persona creativa y utilizará su imaginación como un elemento aliado para lograr sus objetivos.