Importancia del deporte para la educación de tu hijo

Animar a tu hijo a practicar un deporte le ayudará a su desarrollo físico y motriz. Igualmente, hay factores como su desarrollo social y sus procesos de aprendizaje que se verán impactados de manera positiva si logras que se apropie de esta actividad desde temprana edad. Conoce la importancia del deporte para la educación de tu hijo y ¡activa su energía interior!

Practicar un deporte le traerá beneficios a corto, mediano y largo plazo a tu hijo, ya que mantendrá su estado físico, controlará su energía a la vez que estará desarrollando habilidades esenciales para su vida. El deporte es una actividad que tiene un impacto directo en el proceso de aprendizaje, en la manera de relacionarse con los demás y en el desarrollo personal.

En Colombia, según el artículo 52 de la constitución política, “El ejercicio del deporte, sus manifestaciones recreativas, competitivas y autóctonas tienen como función la formación integral de las personas, preservar y desarrollar una mejor salud en el ser humano. El deporte y la recreación, forman parte de la educación y constituyen gasto público social”. Con esto, lo que busca el Estado es propiciar el aprovechamiento del tiempo libre por medio de prácticas recreativas y deportivas.

¿Cuáles son los beneficios de la práctica del deporte para tu hijo?

La práctica habitual de un deporte como fútbol, natación, basketball, tenis, equitación, entre otros, activa a tu hijo, lo llena de energía y le brinda la oportunidad de conectarse con sus gustos e intereses. Cuando tu hijo logre crear una relación directa con una práctica deportiva, desarrollará una rutina y un hábito que hará parte de su vida y del que se verá beneficiado a lo largo de todo su proceso de desarrollo.

Por medio de la práctica de un deporte, tu hijo podrá mantener su estado físico, evitará enfermedades cardiacas y relacionadas con el sistema neurológico, aumentará su elasticidad y flexibilidad, adquirirá habilidades para manejar el estrés y la ansiedad, aumentará la confianza en sí mismo y contará con una gran herramienta de apoyo a su proceso de formación, puesto que será a través del deporte que comprenderá temas esenciales como los valores, la disciplina, la responsabilidad y la resolución de conflictos.

Además, se estará exponiendo a un tercer espacio que se convertirá en su maestro, puesto que usualmente la práctica del deporte se realiza como una actividad extracurricular. En este espacio, tu hijo tendrá que poner en práctica las habilidades adquiridas en el colegio y afianzará aquellas aprendidas en casa. Como puedes ver, el deporte es un gran complemento para la formación integral de tu pequeño.

Te puede interesar Actividades complementarias para tu hijo: más allá de la diversión

¿Qué habilidades específicas se desarrollan a través del deporte?

La educación física y el deporte traen múltiples beneficios para el desarrollo integral de tu hijo y son el medio perfecto para reforzar otras habilidades que son esenciales para su adecuada participación en la sociedad actual. Algunas de las habilidades específicas que se desarrollan a través de prácticas deportivas son:

Resolución de conflictos y pensamiento crítico

Cuando tu hijo practica algún deporte, entra a ser miembro de un equipo y la convivencia junto con el respeto por los demás empiezan a ser parte de su cotidianidad. Comprender la personalidad del otro, las diferencias de pensamientos e incluso, la manera de ver el mundo, se convierten en elementos que le permiten dilucidar cuál puede ser la mejor manera de lograr los objetivos comunes, a la vez que su capacidad de resolución de conflictos.

Así, su capacidad de integración con sus familiares, amigos y vecinos aumentará, pues tu hijo ya no se enfocará en banalidades, sino que buscará generar empatía con los demás, por medio de gustos e intereses afines, lo que se relaciona directamente con la capacidad de discernimiento, componente central del pensamiento crítico.

Además, tu hijo comprenderá el valor del triunfo compartido, de la importancia de resaltar las cualidades y destrezas de los demás, del trabajo en equipo y, así, aprenderá a valorar el potencial de quienes lo rodean. Estos escenarios lo prepararán para los momentos en los que deba lidiar con la frustración, ya que contará con las herramientas para manejarlos con serenidad, con una visión crítica, positiva y constructiva, lo que lo llevará a superarlos con mayor facilidad.

El deporte es una de las expresiones más puras de las relaciones interpersonales, por ello, es muy importante que expongas a tu hijo a la práctica deportiva desde los primeros años de su vida, para que la pueda aprovechar al máximo.

Lee ahora Cuál es la importancia del deporte para tu hijo

Aumento de su autoconfianza

Por medio del deporte y, en general, de la actividad física, tu hijo reconocerá y aumentará su confianza en sí mismo, ya que estará motivado, identificará sus aptitudes, adquirirá habilidades de relacionamiento, encontrará diversas formas de expresar sus pensamientos y con mayor espontaneidad.

Así mismo, se atreverá a explorar sus capacidades en otros campos, no temerá al fracaso, se enfocará mucho más al tomar una decisión, valorará más tanto su esfuerzo como el de los demás, será más creativo y contará con nuevos elementos para manejar la ansiedad, el estrés y enfermedades como la depresión.

Será a través del deporte que logre crear vínculos más estables consigo mismo y con su entorno, será autocrítico pero positivamente y aceptará con mayor facilidad los comentarios y sugerencias de los demás, puesto que tendrá la confianza suficiente para saber tomarlos como una oportunidad para mejorar como persona.

Te puede interesar leer Trabajo en equipo: una habilidad para vivir en armonía

Desarrollo cognitivo y emocional

El deporte estimula la creatividad de tu hijo, aporta a su desarrollo cognitivo y lo mantiene mental y emocionalmente equilibrado. Su práctica contribuye a la liberación de neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y norepinegrina, que aumentan sus niveles de felicidad, concentración y bienestar y se manifiestan en una relación sana y balanceada consigo mismo y con las personas que lo rodean.

Igualmente, el cerebro se activa y las funciones asociadas a la memoria a corto y largo plazo, la concentración, la resolución de conflictos, entre otras, se ven estimuladas. Los niños fortalecen su capacidad de reacción ante estímulos visuales y su sensibilidad sensorial en general, lo que impacta positivamente su proceso de aprendizaje.

Así mismo, al practicar un deporte encuentra mecanismos de defensa efectivos para controlar emociones como la felicidad, el enojo, la frustración, la agresividad, la irritabilidad, entre otros. El deporte se convierte en un espacio de serenidad mental y físico, por lo que tiende a usarlo como una salida para manejar la situación que esté viviendo, a la vez que sirve como una terapia indirecta para que pueda vivir de una manera equilibrada su día a día y pueda desarrollarse adecuadamente a lo largo de su vida.

Puedes leer ¿Cómo educar niños capaces y felices?

Valores esenciales para su desarrollo humano

Por medio de la práctica de un deporte, los niños refuerzan las habilidades y valores que aprenden tanto en casa como en el colegio, de una manera divertida, natural y saludable, ya que hace parte de una actividad común.

Al ser parte de un equipo deportivo, tu hijo comprende el valor del compañerismo, la lealtad, el respeto por los demás, la honestidad, la solidaridad, la tolerancia y el diálogo, mientras adquiere una visión de su responsabilidad con los demás y con su entorno, dejando de lado una visión individualista y pasando a buscar el bien común. De esta manera, la práctica de un deporte es un vehículo para que tu hijo refuerce su formación como ser humano integral.

Conoce ¿Cómo refuerza los valores el colegio Gimnasio los Andes?

Entendimiento del esfuerzo y la disciplina

El deporte es una herramienta de formación invaluable, siempre y cuando se practique de la manera adecuada y responda a los gustos de tu pequeño. Cuando tu hijo encuentra una actividad deportiva que realmente le interesa, generará un compromiso y querrá ser parte de esta actividad, sin importar los obstáculos que tal vez se le puedan presentar.

Con esto claro, tu hijo aprenderá a través de la disciplina la importancia del compromiso, de la organización y del respeto por el tiempo. Estos factores son cruciales para su crecimiento y desarrollo personal y también se verá reflejado en sus rutinas de limpieza e higiene personal, puesto que creará hábitos positivos en todos los aspectos de su vida.

Todo deporte requiere compromiso de parte de quien lo practica y dedicación para lograr los resultados esperados. A medida que pasa el tiempo, tu hijo asumirá de mejor forma sus responsabilidades académicas y personales, porque comprenderá desde otra dimensión la importancia de cumplir con todo aquello a lo que se comprometa.