Capacidad de análisis, ¡Un poder para toda la vida!

¿Hacer o no hacer? esta puede ser una pregunta recurrente que se le cruza por la mente a tu hijo cuando tiene que tomar una decisión, por lo que, fortalecer su capacidad de análisis le permitirá saber cómo actuar, qué hacer y cómo hacerlo a la hora de abordar una situación específica. Conoce por qué la capacidad de análisis es un poder para toda la vida.

Para empezar, es importante que tu hijo reconozca que la capacidad de análisis y el pensamiento crítico le permiten valorar apropiadamente la información que recibe, escuchar con atención las opiniones de los demás, formular posibles soluciones e identificar sus pros y contras, con el propósito de encontrar la mejor opción y, así, tomar la decisión adecuada para resolver alguna situación o problema que esté enfrentando.

Al mismo tiempo, debe reconocer que ésta capacidad activa sus habilidades cognitivas, tales como la percepción, la atención, la concentración, la comprensión, la elaboración de ideas y el manejo de la memoria; y desarrolla otras capacidades relacionadas con el lenguaje, la creatividad y la resolución de conflictos, entre otras.

Al estar expuesto a situaciones que le exijan tomar decisiones, en las que deba reflexionar y razonar sobre algo en particular, podrá afianzar sus habilidades y analizar con mayor facilidad las situaciones que se le presenten a lo largo de la vida. No obstante, recuerda que este es un proceso en el que debes acompañarlo y, a la vez, darle libertad para que pueda aprender a tomar sus propias decisiones.

¿Se puede desarrollar la capacidad de análisis?

Para que tu hijo desarrolle esta habilidad, es importante el trabajo colaborativo entre lo que hacen como padres, lo que aprende en el colegio y de las personas con las que interactúa. Cuando le permites cuestionar el mundo que lo rodea y analizar las situaciones que se le presentan, lo estás apoyando a fortalecer su autonomía y el control de su vida.

Para ayudar a tu hijo a reconocer la importancia de la capacidad de análisis, trabaja en familia lo siguiente:

  1. Permítele tomar sus decisiones: déjalo que sea autónomo para que comience a forjar sus criterios. Esto le ayudará a ser responsable y asumir las consecuencias de sus actos.
  2. Ayúdalo a ver el lado positivo de las cosas: a través de tu ejemplo, muéstrale que, ante una adversidad, hay que enfocarse en lo positivo y en lo que es realmente importante. Así, perderá menos energía en lo que conlleva una determinada situación y se enfocará en superarla lo más pronto posible.
  3. Los pros y contras: incentiva en tu hijo la curiosidad, que pregunte sobre los temas acerca de los que no se sienta seguro, que no se limite al buscar información para resolver sus dudas, que hable y que se nutra de lo que su entorno tiene para ofrecerle.
  4. La creatividad y el ingenio son necesarios: cuando se trata de dejar actuar, la capacidad de análisis, la creatividad para encontrar alternativas y el ingenio para que todos las escuchen, marcarán la diferencia, ya que le permitirán proponer soluciones efectivas.
  5. Trata temas variados. Habla de todo: no te limites a temas que puedan ser considerados “sólo para niños”. Hoy en día, tu hijo está expuesto a mucha información y no puedes controlar todos los contenidos a los que puede acceder. Lo que sí puedes es asegurarte de que desarrolle una visión equilibrada, de manera que pueda tratar diversos temas con confianza, hablándole de ellos con tranquilidad, compartiéndole con amor tu punto de vista y escuchando el suyo.
  6. Analizar y encontrar soluciones implica respeto por los demás: enseñarle a utilizar su pensamiento crítico para reconocer el mundo que lo rodea e identificar soluciones a problemas específicos debe ir acompañado de un refuerzo acerca de la importancia de respetar la opinión de los demás y de ser empático con sus compañeros, entre otros valores importantes para el desarrollo integral de tu hijo.
  7. Hay otras ventajas relacionadas con la capacidad de análisis: cuando tu hijo desarrolla su capacidad de análisis, comienza a identificar otras habilidades como su capacidad de liderazgo, su facilidad para trabajar en equipo, entre otras.