El valor de los regalos emocionales

Es maravilloso ver la emoción y la felicidad de tu hijo cuando le das regalos materiales, ya sea por su cumpleaños o por algún otro motivo especial, sin embargo, recuerda que por medio de sencillas acciones cotidianas, tu pequeño reconocerá el valor de los regalos emocionales. Estos estarán presentes a lo largo de su vida y serán sólidos apoyos para su desarrollo emocional.

Los regalos se han convertido en una opción que los padres utilizan para que los niños mantengan la ilusión en tradiciones como la recompensa del ratón Pérez cuando se les caen los dientes, el nacimiento del niño Jesús durante la Navidad, para demostrarles cariño en sus cumpleaños o como premio por haber hecho sus deberes o haber finalizado el año escolar con buenos resultados.

No obstante lo anterior, es fundamental que no le des únicamente este tipo de regalos a tu hijo. Hay detalles intangibles que tienen un impacto trascendental en su desarrollo y son conocidos como los regalos emocionales. Estos le permitirán crear relaciones sólidas a largo plazo, tener consciencia acerca del valor de las pequeñas cosas y construir recuerdos en familia para toda la vida.

Puedes leer ¿Cómo reforzar la inteligencia emocional de tu hijo?

Por este motivo, es ideal que le enseñes el valor de relacionarse con los demás de manera transparente, de respetar a su prójimo, de generar empatía por las situaciones que son diferentes a su realidad, ver en los pequeños detalles enseñanzas para toda su vida y reconocer que expresarse es la mejor manera de vivir plenamente.

Debes mostrarle que está bien dar abrazos, decir “te quiero”, regalar sonrisas, ofrecer disculpas, ayudar al prójimo de manera desinteresada, pasar tiempo de calidad en familia y encontrar la magia de los momentos que perdurarán para toda la vida. Conoce algunos consejos que les servirán para incursionar en este tema y vivir momentos únicos.

¿Cómo le puedes dar estos regalos emocionales a tu hijo?

  • A través de los actos sencillos: dicen que es importante siempre decirle a quienes más queremos lo que sentimos y acompañarlos durante el día con mensajes de aliento o apoyo. Por este motivo, no se cohíban de demostrar su afecto por medio de abrazos, besos, sonrisas y expresiones de aliento. Si tu hijo entiende que es normal expresar sus sentimientos, llevará esta práctica a otros contextos.

Descarga nuestra Guía: 5 ejercicios para que tu hijo controle sus emociones

  • El tiempo de calidad es lo más valioso: tu hijo no necesita que le regales el último juego de PlayStation, los guayos de la última temporada o una muñeca de última generación. Lo que realmente necesita es que le regales tu tiempo y que propicies espacios en los que puedan construir recuerdos para toda la vida. Tu compañía no tiene comparación y entre más tiempo pasen juntos, más fuerte será su relación.

Conoce 7 aplicaciones para aprovechar el tiempo libre en familia

  • Una sonrisa arregla todo: después de un día complicado, una sonrisa puede ser la mejor alternativa para cambiar la perspectiva de las cosas. Si le muestras a tu hijo que todo puede ser positivo, que sin importar lo complicada que se vea una situación, siempre hay una solución y que sonreír puede ser una puerta para conectarse con nuevas personas en el mundo, le estarás haciendo un regalo para toda la vida.
  • Crear tradiciones familiares: es importante que creen hábitos y tradiciones en familia para propiciar la construcción de memorias positivas y que perduren para toda la vida. Por ejemplo, pueden leer cuentos antes de dormir, armar la Navidad en familia, jugar al Secret Santa, rezar la novena con amigos y familiares, hacer algún deporte como trotar o correr, preparar galletas o construir un tablero para montar mensajes positivos todas las mañanas.

Conoce ahora ¿Qué actividades pueden hacer en familia para vivir una navidad diferente?