10 valores para recibir el nuevo año

Con la llegada de un año nuevo los retos asociados a la educación y formación de tu hijo cambian, por lo que reforzar en familia los valores esenciales será primordial para procurar que viva al máximo esta nueva etapa, llenándose de experiencias enriquecedoras que le aportarán aprendizajes para toda la vida. Conoce aquí algunos ejercicios que pueden realizar para vivir este proceso en familia y los 10 valores para recibir el nuevo año.

Seguramente desearás que tu hijo sea la mejor versión de sí mismo, que logre desenvolverse en cualquier entorno y que cada momento o situación le traiga enseñanzas para seguir creciendo como persona. Es por esto que reforzar los valores en familia en este nuevo año le servirá a tu pequeño para interiorizarlos e identificar qué debe hacer, tomando sus propias decisiones para seguir avanzando en su proceso de desarrollo.

Es importante que entiendas que los conocimientos que reciba tu pequeño en el núcleo familiar le servirán para identificar cómo actuar en diversos entornos, por lo que será a través de tu ejemplo y de las acciones diarias que podrá reconocer qué son y cómo pueden ser utilizados los valores en la cotidianidad. Es por este motivo que es tu responsabilidad convocar a todos los miembros de la familia a hacer parte de este proceso, esencial para garantizar su formación integral.

Te pueden interesar 7 actividades para hacer en familia en enero

¿Por qué reforzar los valores en familia?

La familia es clave para garantizar la formación integral de tu pequeño, por lo que será gracias al amor, la confianza y el respeto que se tengan como miembros del núcleo familiar que tu hijo reconocerá la importancia de los valores. Esto le permitirá construir relaciones sólidas a largo plazo, aprender a manejar sus emociones, desarrollar su capacidad para tomar las mejores decisiones y contar con las bases para ser un miembro positivo y activo en la sociedad.

Ten presente que todos los niños imitan y adoptan los comportamientos de sus padres y las conductas que ven en casa, por lo que es fundamental que mantengas la coherencia entre lo que dices y lo que haces. Por ejemplo, si hablas de honestidad, respeto a la palabra y le explicas la importancia de decir la verdad, no le pidas que te niegue al contestar una llamada o que se invente una mentira para evadir una situación que no quieras encarar.

Por este motivo, procura que tus conductas y pensamientos sean coherentes y positivos, que viva en un ambiente sano en el que predomine el respeto y la confianza, en el que cuente con su familia para responder sus preguntas y en el que pueda crear asociaciones a través de situaciones reales para identificar qué es lo que debería hacer cuando se enfrente a algo similar. Así será más probable que interiorice y reconozca la importancia de los valores y los practique en su cotidianidad.

Conoce algunos Tips para empezar un nuevo año en familia con la mejor actitud

¿Qué pueden hacer para reforzar los valores en familia?

Los valores son los pilares de la educación de tu hijo, por lo que debes procurar transmitírselos de la manera correcta, definiendo normas y límites pero, sobre todo, por medio de tus acciones y de tu ejemplo, para que comprenda su impacto y relevancia en cada etapa de su desarrollo. Algunos ejercicios que pueden realizar en familia para reforzar los valores a lo largo del año son:

  • Trabaja los valores a través del diálogo y la comunicación directa. Habla de manera honesta con tu hijo, pregúntale qué sintió o por qué pasó alguna situación y ayúdalo a reflexionar sobre ese acontecimiento para que, a futuro, pueda contar con las herramientas para hacer el razonamiento que requiera para tomar las mejores decisiones.

Aprovecha las situaciones en las que identifiques que hay un valor fundamental presente y crea asociaciones para que las interiorice. Por ejemplo, si una persona mayor necesita ayuda, anímalo a brindarle la mano y háblale de la solidaridad, el respeto, la empatía y la paciencia.

  • Puedes cometer errores y sabes cómo ofrecer disculpas por ello. Es normal que cometas errores, por lo que debes actuar si esto llega a suceder y mostrarle a tu hijo, a través del ejemplo, que una persona con valores sabe reconocer si cometió un error. Ofrece disculpas, logra acuerdos, enmienda la situación y encuentra una solución.

Cuando le muestras a tu hijo que es posible identificar los errores, pero que la humildad, el respeto, la confianza y el amor te llevan a establecer límites y, así, definir las formas de interactuar de manera transparente con los demás. La coherencia entre tus acciones y tus palabras tendrá un impacto directo en el desarrollo de tu hijo.

Conoce ahora 4 actividades para fortalecer la educación en valores

  • Propicia relaciones sanas y duraderas. La unión familiar será esencial para garantizar que tu hijo comprenda la importancia de crear relaciones basadas en el respeto, el amor, la confianza, la comprensión y la honestidad. Para ello, establecer los roles familiares será importante, puesto que así comenzarán a tener un significado más profundo.

Por este motivo, espacios familiares tales como reuniones con los abuelos, celebraciones de cumpleaños, navidades, entre otras, crearán rutinas que le permitirán interiorizar la esencia del relacionamiento, que debe sobrepasar lo puramente físico y convertirse en un compromiso que va más allá, pasando a ser un vínculo fuerte y trascendente para toda la vida.

  • Usa recursos didácticos que sean interesantes para tu hijo. No te limites a hablarle o a esperar que algo suceda para poder trabajar los valores. Puedes conseguir libros que hablen sobre ellos y su importancia o mientras leen historias y cuentos juntos, identificarlos y reforzarlos.

Así como identificar los valores y las conductas positivas es importante, saber cuáles son incorrectas y reconocer cómo se puede actuar para evitarlas es fundamental, por lo que la música, los libros y las historias pueden ser los recursos ideales para que tu hijo interiorice esta información a lo largo del año.

Lee ahora ¿Cómo refuerza los valores el colegio Gimnasio los Andes?

¿Cuáles son los 10 valores para recibir el nuevo año?

Como padre tienes la potestad de definir qué valores crees que debes trabajar con tu hijo, teniendo presente lo que vive en otros entornos como el colegio o su grupo familiar. Sin embargo, existen ciertos valores básicos que son fundamentales para vivir en armonía con quienes lo rodean. Conoce 10 valores para recibir el año nuevo y comienza una nueva aventura con tu hijo ahora:

  1. El respeto: es esencial para que tu hijo comprenda y acepte a los demás, reconozca su importancia, sus derechos y su dignidad, forme una opinión propia pero teniendo la capacidad de escuchar la de los demás, fortalezca su manejo de las emociones, sea consciente de su entorno para que, de manera consecuente, proponga soluciones creativas e innovadoras en favor de la conservación del mismo.
  2. La honestidad: al fortalecer este valor, tu hijo vivirá la franqueza, la honradez y la justicia en su cotidianidad. Cuando lo comprende, adquiere el compromiso de honrar su palabra, respetando los acuerdos que haga, buscará la verdad por sobre todas las cosas y tendrá capacidad de juicio pues sus pensamientos, palabras y acciones serán coherentes, por lo que será una persona sincera y leal.
  3. La solidaridad: este valor es un compromiso con sus acciones en favor de los demás, entendiendo que todos somos importantes. Por medio de este valor desarrollará su empatía, fortalecerá su inteligencia emocional, y verá la importancia de trabajar en equipo para alcanzar metas e intereses que sean importantes para todos quienes lo rodean.
  4. La calidad: este valor se refleja en la manera como vive y en la excelencia de sus acciones y se debería trabajar como una actitud de vida, puesto que le dará la integridad que requiere para alcanzar las metas que se proponga y adquirirá un compromiso permanente con su entorno inmediato y con la sociedad.
  5. Responsabilidad social y personal: este valor lo promovemos en el colegio Gimnasio los Andes porque somos conscientes que si lo trabajas desde casa con tu hijo, le ayudarás a desarrollar un compromiso con el país y sus necesidades, pero promoviendo una mirada global, de forma que, desde sus acciones e ideas comprenda el mundo que lo rodea y genere soluciones tangibles e innovadoras.
  6. La empatía: le permitirá a tu hijo comprender la situación de los demás, indagar en sus opiniones de manera respetuosa, ponerse en el lugar de otra persona, ver a través de sus sentimientos y aprender de ellos. Si tu hijo es empático, su relacionamiento con los demás mejorará y podrá crear recuerdos para toda la vida.
  7. La humildad: este valor es esencial para tu hijo puesto que adquirirlo le dará la capacidad de respetar a los demás comprendiendo que todos somos iguales, despertará su capacidad de aprendizaje, reconocerá y aprenderá de sus errores, recibirá de manera positiva las críticas constructivas, mejorará su capacidad de escuchar a los demás y vivirá constantemente con una actitud positiva, buscando ser una mejor versión de sí mismo todos los días.
  8. La autoestima: cuando tu hijo se acepta, se ama y se siente a gusto como es, podrá reflejar ese sentimiento en todos los espacios en donde se desenvuelva, ya que será una persona equilibrada, con la capacidad de tomar sus propias decisiones, consecuente y coherente pero, sobre todo, feliz.
  9. El optimismo: le dará la capacidad de vivir positivamente y con entusiasmo, encontrará soluciones creativas a los problemas que enfrente, encontrará una enseñanza en cada situación que viva, reforzará su capacidad para resolver problemas, trabajará por fomentar una actitud positiva en los grupos en los que se desenvuelva y le dará la capacidad de vivir en armonía con su entorno.
  10. La paciencia: al reforzarle este valor, tu hijo podrá vivir con tranquilidad cada uno de sus procesos y disfrutarlos, podrá buscar alternativas para alcanzar metas y lograr sus propósitos, será más versátil al utilizar los recursos, mejorará su capacidad para resolver conflictos, conocerá cómo gestionar sus emociones en situaciones difíciles y vivirá una vida sana y equilibrada.